Para una cuarentena fructífera sin depresión

conforme a Johannes Hartl

1. Acostase a una hora fija y levantase a una hora fija

2. Siga un horario diario fijo

3. Comience una rutina todos los días

4. Haz ejercicio a diario. Hay en Internet muchos ejercicios de acondicionamiento físico para el hogar

5. Tome literatura sofisticada y lea dos horas al día. También hay muchos libros electrónicos

6. Pase al menos una hora al día en la naturaleza (en el jardín, en la terraza o al menos a la ventana abierta)

7. Limite el tiempo en mirar videos

8. Nada de pornografía, posible menos noticias en TV

9. Haga citas con buenos amigos por Skype, haga al menos una llamada telefónica todos los días

10. Mantenga su apartamento, ropa y cocina ordenados y limpios

11. Planifique una hora de „tiempo con Dios“ (oración, meditación) todos los días

12. Lee la Biblia una hora al día

13. Vive exactamente un (!) día

14. Haz una lista de agradecimiento

15. No confíes en tus propios pensamientos cuando te enfurecen

16. Siempre hay un poco de paz en el aquí y ahora

17. Eres tú responsable de tus emociones, no tu pareja, la política o el virus corona

18. Haz algo creativo o aprende algo (cocinar, idioma extranjero, pintar, historia del arte, programación, costura – lo que siempre quisiste)

19. Dios soporta tu ira, desilusión, soledad. Tráelos a Él.

20. Este tiempo terminará y este tiempo puede serte útil, especialmente si lo experimentas con Dios.